jueves, 24 de abril de 2008

Salón del cómic de Barcelona 2008

Pues volvimos de Barcelona. Muchas cosas que contaros a modo de anécdotas.

Llegamos el jueves, dejando una Sevilla nublada y llegamos a Barcelona con peor aspecto. Lo que me pareció más mítico de todo es que todos los chaparrones que cayeron en Barcelona no me alcanzaron por minutos, y pudo haber sido horrible.

Barcelona me flipó como salón de Cómic. Es otro rollo diferente a los demás. Lo pude comprobar el año pasado, que fue cuando lo visité por primera vez. No tiene nada que ver con ese gran mercadillo que es la Expocómic de Madrid, hay muchas más actividades y la gente que va lleva otro rollo respecto al cómic.

Tras las experiencias en Madrid y Zaragoza, detrás de un stand vendiendo fanzines, tenía unas ganas locas de probar Barcelona, donde me hablaban maravillas. y así fue.

Comienzo a enumerar anecdotas, pincelandolas con fotos.

Resulta que ni siquiera habíamos pensado que estuvieramos nominados a nada, pero nos dieron un par de invitaciones para la gala de entrega de premios. Como éramos muchos y no cabiamos, y pensábamos que no merecería la pena, decidimos que fueran dos de nosotros a ver qué se cocía, pero los rumores iban creciendo y gracias al soplo de los amigos de Malavida nos enteramos que posiblemente hubieramos ganado un premio.

Dicho y hecho. Fuimos a la entrega de premios. Nos colamos míticamente, sin problemas. Nos hinchamos de comer y beber gratis y encima ... Ojodepez ganaba el premio al mejor fanzine de Barcelona por votación popular. Delirante.





en la gala de premios dando la chapa al tremebundo Peter Bagge.

Eso fue el viernes, si no recuerdo mal. El jueves estuvimos vendiendo como locos fanzines. aunque había poquísima gente para mis espectativas. El sábado pegamos un tirón tremendo, tanto de Ojodepez como de nuestro proyecto más personal, Adobo, que por lo que parece está funcionando genial. Vendimos un montonaco y regalamos algunos a famosetes y dibujantes. Entre ellos, Cera, Ramis, media hora chanante, con el simpar Carlos Areces a la cabeza, que ganó el premio a autor revelación, merecidamente además.

Sin duda lo mejor de todo, el estar haciendo hilarantes firmas a gente anónima, que encima se lo pasaba bien con tus tebeos.

Por lo que veo, Adobo está teniendo excelente acogida. Y me alegro de ello, porque yo soy el mayor fan de la revista y creo que contamos con un elenco de autores dificilmente superable.
Pronto los tendré en mi poder y por supuesto, podréis pedirme uno :D

La vuelta de Barcelona sin contratiempos y rapídisima. Maravilloso avión, con sus turbulencias y todo. No entiendo como hay gente que prefiere viajar en tren o en bus.

Experiencia que repetiremos pronto. De momento, os dejo con fotos, que lo estais deseando, pillastres











Proximamente más fotillos!

Etiquetas: , ,

2 comentarios:

Blogger El otro Samu ha dicho...

el año que viene prometo llevarme indelebles de los buenos, un cuter decente y más energía.

y a Milo Manara que le den por culo!!!!

24 de abril de 2008, 23:37  
Anonymous Iru ha dicho...

Miraré la foto de mi Luzzo tatuado todas las noches antes de dormir. Cuánto gana con una oca en el brazo este mozo... ¡Ains!

5 de mayo de 2008, 15:32  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal